Algas para la salud

La prestigiosa bióloga Lynn Margulis (1938-2011) consideraba que las algas no forman parte del reino de los hongos, plantas o animales y las incluía en el grupo de los protistas. Aunque suelen vivir en un medio acuático, obtienen la energía de la luz del sol y desechan oxígeno, igual que las plantas terrestres.
   La dieta occidental no suele incluir algas, pero debería. Sus beneficios para el hombre conforman una larga lista: aportan minerales (hierro, calcio, yodo, potasio, magnesio) y vitaminas (A, B salvo B12, C, D, E, K), estimulan el metabolismo, regulan la tensión arterial, depuran la sangre, son alcalinizantes y compensan la acidosis producida por las proteínas de la carne y alimentos procesados. Como nutrientes contienen hidratos de carbono compuestos y proteína vegetal. A destacar que absorben menos elementos contaminantes que el pescado (metales pesados, por ejemplo).
   ¿Sabía que todas las algas son comestibles? Claro que, si uno se fija en su aspecto y sabor, pueden no resultar apetitosas. Una de las más conocidas, la wakame, luce un hermoso color verde y sabe suave, además de saciar pronto, por lo que se la incluye en dietas de adelgazamiento. La kombu, de sabor más fuerte, necesita más tiempo de cocción y es perfecta para los guisos de legumbres y cereales. La arame, blanda y dulce, combina bien con tofu y verduras. La nori, de color negro en seco, es la que se usa para el sushi; se recomienda en personas con triglicéridos o colesterol en sangre elevados. La dulse crece sobre todo en el Atlántico norte y es rojiza. Contiene mucho hierro y vitamina A. La hiziki, en los mares de Asia, puede alcanzar hasta un metro de alto. No es recomendable tomarla si se está en tratamiento por hipotiroidismo a causa de su elevado contenido en yodo. El agar-agar forma una gelatina de uso culinario. Al no poder ser digerida por los humanos, da sensación de plenitud y favorece el tránsito intestinal.

   Si utiliza algas en su vida cotidiana, ¿por qué no compartir sus experiencias con nosotros? ¿O proponer alguna receta que nos sorprenda?

Entradas más populares

Sexo maduro

Las 15 reglas para no tener barriga

Creerse superdotado