Las 15 reglas para no tener barriga

Tener el abdomen distendido (vulgarmente: la “barriga hinchada”) es muy frecuente en las mujeres (sobre todo en las menopáusicas) y también en algunos hombres. Muchas son las causas de este problema; por ello, si usted no cree en los milagros, le sugiero que se esfuerce en eliminar tantas como pueda.
   Entre las causas patológicas encontramos: colon irritable (alteración de la función del intestino grueso), medicamentos (antidepresivos, antihistamínicos, hierro, antiácidos a base de aluminio, analgésicos opioides…), cirrosis con ascitis. Pero vamos a centrarnos en todas aquellas que cualquiera puede evitar. A base de voluntad y perseverancia, eso sí.
   Con los años los tejidos tienden a perder su tono y elasticidad; la piel y las capas subcutáneas se vuelven flácidas, lo cual las hace más deformables, por ejemplo cuando recubren un abdomen globuloso. Los músculos abdominales, que actúan de faja si se los trabaja con constancia, se relajan por falta de uso. Ya sé, ¡son malas noticias!
   Debemos evitar además todo aquello que nos hincha el vientre, como el gas (aire ingerido o producido por la digestión de ciertos alimentos), las grasas (se acumulan y hacen aumentar el perímetro de la cintura), los líquidos (poco podemos hacer las mujeres con la retención premenstrual de tipo hormonal).
   Sin embargo les garantizo que, en ausencia de enfermedad, desaparecerá o mejorará mucho esta especie de “inflamación de la barriga” si ustedes quieren y se lo proponen.
Las 15 reglas de oro:
1-Decir no a la vida sedentaria (moverse: caminar, bailar,…)
2-Reforzar la musculatura abdominal con una postura erguida y el abdomen apretado.
4-Tomar diariamente la cantidad de fibra necesaria (entre 25 y 35 gramos) de manera a no tener estreñimiento ni diarrea.
5-Evitar las bebidas gaseosas.
6-Descartar los azúcares naturales y artificiales.
7-No beber con pajita.
8-No masticar con la boca abierta.
9-No mascar chicle.
10-No hablar mucho durante las comidas.
11-Olvidarse de la leche, si se hincha uno a las dos horas (intolerancia a la lactosa).
12-No comer de prisa.
13-No sorber la superficie de una bebida caliente.
14-No abusar de la sal.
15-Disminuir significativamente el estrés emocional.
   Qué fácil, ¿no? Pues manos a la obra y a lucir “tipito”.
(foto libre de https://pixabay.com/)


Entradas más populares

Sexo maduro

Creerse superdotado