¿Qué me llevo de viaje? Propuestas útiles

Si no estás aún de vacaciones, es posible que te llegue pronto el momento más esperado del año. Para que lo disfrutes en todo su esplendor, ahí van algunas recomendaciones, fruto de mis viajes a lo largo y lo ancho del planeta. Este va a ser un post muy práctico, dedicado sobre todo a ti, que vas por libre a países remotos. Espero que te sirva.
   El botiquín es casi lo primero que deberías poner en la maleta o, mejor, en la mochila que sube contigo al avión y que lleva un recambio completo de ropa (por si te extravían el equipaje facturado). El mío contiene: analgésicos, antitérmicos, antidiarreicos, antiinflamatorios, antihistamínicos, un protector gástrico, un sedante, esparadrapo, tiritas, una lima y la medicación habitual.
   La mayoría somos incapaces de desconectar de la electrónica. Si andas con el smartphone, el portátil/tableta y la máquina de fotos, necesitas una bolsa para guardar sus cables. Te recomiendo además meter en ella un cargador por si acaso, un conector USB, otro HDMI y siempre, siempre, una regleta de enchufes (muchos hoteles y albergues carecen de los mínimos necesarios). Para sobrellevar el tiempo muerto sin Wifi, bájate música, películas o series al ordenador antes del viaje. Consulta el precio de las llamadas telefónicas; suele resultar más barato adquirir una tarjeta en el destino.
   El gran interés que despiertan los países exóticos puede verse mermado por algunas de sus peculiaridades. A menudo necesitarás el saco de dormir de seda (cabe en una mano), la mosquitera y el esparadrapo para pegarla al techo, eso sin olvidar el arsenal anti mosquitos, la crema solar de dos factores de protección (20 o 30 y total) y el  protector labial.
   Antes de salir revisa los pasajes y guárdalos en tu smartphone (Wallet, en el iPhone) y comprueba el límite de tu tarjeta de crédito (ampliable o reducible).
   Una última recomendación: en cuanto a equipaje, menos es más. No cargues ropa que no vas a usar ni cosas just in case. Cuanto más ligero vayas, tanto mejor. Seguro que puedes lavar algo en el camino (¿qué tal añadir algún detergente en envase miniatura?).
   ¡Ah! Lo olvidaba: coge preservativos. Estás de vacaciones. Nunca se sabe...

   ¡A disfrutar!

Entradas más populares

Sexo maduro

Las 15 reglas para no tener barriga

Creerse superdotado