Mente joven en cuerpo bello

Desde el “mens sana in corpore sano” ha llovido mucho y han cambiado un sinfín de cosas, como nuestra percepción de la estética. Y han mejorado otras muchas, como la alimentación y, sobre todo, la ciencia, esa utilidad gracias a la cual las mujeres podemos hacernos “unos arreglillos”.
      Hoy por hoy todas queremos parecer más jóvenes y deseables. El modelo de belleza se ha globalizado y restringido, imperando el occidental. Se operan los ojos rasgados y en África se aclaran la piel y alisan el pelo. En nuestro mundo la imagen es fundamental, desde las entrevistas de trabajo en las que se pide “buena presencia” hasta la mirada condescendiente de las amigas ante nuestro visible deterioro. Hemos creado una nueva religión, la del culto al cuerpo en busca de la eterna juventud, algo inexistente, una enorme mentira cuya industria mueve 160 000 millones de dólares al año. ¿Resultado? Nos tiramos de cabeza al río como borregos gastándonos más dinero en belleza que en educación. ¿Qué hacer?
      Pensar. Pensar que lo que nos venden es humo, un humo que hace ganar dinero a mucho desaprensivo que se aprovecha de nuestras inseguridades para vivir a costa de este irreflexivo culto a la juventud.
      Envejecer es normal. La vejez, como todo, tiene cosas buenas y malas. Cada etapa de la vida es diferente; diferente no quiere decir peor, no si lo que hemos pretendido siempre es estar sanos. Llevar una vida saludable es lo que nos conducirá a una vejez llevadera e incluso agradable. Eso significa hacer una dieta adecuada a la edad, practicar ejercicio físico regular… y también alimentar el cerebro con lectura y aprendizaje.
      Cuando veo una pareja de madre e hija que parecen gemelas (vistas de lejos) me pregunto qué le habrá pasado a la mayor para llenarse el rostro de Bótox y disfrazarse de quinceañera. Supongo que, aparte de querer seguir una moda, esa mujer rezuma no aceptación de sí misma, inseguridad y otras miserias que todos padecemos.

      No caigamos en la trampa. La eterna juventud no existe. De momento.

Entradas más populares

Sexo maduro

Las 15 reglas para no tener barriga

Creerse superdotado